Algunos de los problemas del oído más habituales son la otitis, los tapones de cerumen y la pérdida de audición, asunto del que los centros auditivos en Tenerife tienen constancia. Por ello, es necesario aclarar cómo debemos prevenir estos padecimientos a largo plazo.

Los primero que debes saber es que muchos de los consejos de higiene para los oídos suelen ser perjudiciales. Los bastoncillos de algodón, por ejemplo, pueden causar daños en el tímpano o lesiones en el aparato auditivo externo. Por otra parte, un buen número de los productos químicos que están en venta como solución para ablandar los tapones de cerumen acaban provocando infecciones, llegando incluso a originar una otitis. Debemos eliminar estas medidas de prevención y apostar por alternativas que nos puedan sugerir los centros auditivos en Tenerife.

Un factor de riesgo importante en cuanto a la pérdida de audición es estar expuesto a una constante contaminación acústica en el ambiente laboral o en eventos culturales y centros de ocio, por lo que debemos tener presentes las medidas cautelares laborales, cumpliendo estrictamente las normas de prevención de riesgos laborales en los primeros casos y procurando ubicarnos lo más lejos posible de los altavoces, en el segundo.

Es importante también que, si usas reproductores mp3 o mp4, mantengas un volumen bajo y reduzcas el tiempo que los utilizas a una hora por día. Emplea auriculares que aislen el ruido exterior, de forma que no necesites subir el volumen para escuchar mejor.

Por supuesto, has de servirte de tapones al ir a la piscina para evitar que el cloro perjudique a tus oídos, y también en la playa, para impedir la introducción de arena u otras partículas. Por último, y no menos importante, debes prestar atención a cualquier síntoma y realizar revisiones auditivas regulares.

Para más información, ponte en contacto con nosotros en Óptica Audiología La Casita. ¡Te esperamos!